Ambientación

Ambientación

“Las campanas del klastor de la remota Slovok repicaron dando la alarma, y un Zhar-Ptitsa iluminó el cielo nocturno con su fulgor llameante.
Era la señal de que una matrioshka había perdido su integridad, o peor aún, se había abierto liberando el caos encerrado en su interior”.



Bienvenido a SEPTIMUS

Un universo donde los ciudadanos han alcanzado la inmortalidad gracias a los medallones Nébula y el Azur, el recurso más preciado, el origen de la gran guerra entre mundos que casi los consume por completo.

La muerte ya no forma parte del orden natural de las cosas para las clases dominantes. La política, la educación, la familia o la guerra son muy diferentes cuando el tiempo ya no es un factor determinante. Cuando dispones de cien vidas para vivirlo todo, para perderlo todo.

Un universo en que el entorno es agresivo, donde las guerras entre mundos y facciones por el azur han diezmado a la población, y los monstruos acechan al caminante desprevenido para causarle la muerte. Y tras esta, acechan las Pesadillas, seres que cazan más allá del velo ansiando alimentarse de la luz del medallón de los caídos, impidiéndoles alcanzar el Crisol y vivir de nuevo. La muerte definitiva, el olvido.

Solo una civilización inmortal es capaz de medrar en un universo tan hostil y lleno de amenazas.


Katriya Quartus

Nos encontramos en Katriya Quartus, uno de los siete mundos existentes, creado por su Primordial, Iohanna, a partir de un reflejo distorsionado de bretones, germanos y eslavos entre otras influencias del continente europeo, en un punto a caballo entre la Edad Media y el Renacimiento. Un mundo lleno de historias de honor, lealtad y determinación, truncadas por la arrogancia y el orgullo.

Los tres grandes reinos de Katriya fueron gobernados durante siglos por La Dama, la Primordial de este mundo, junto a su séquito de Homónimos, los primeros caballeros.


Breodan | Hogar de Iohanna y origen de la orden de la Caballería. Un reino feudal rico y próspero donde son frecuentes las grandes gestas, y el arte es tan importante como la guerra. Un reino donde la nobleza altamente ilustrada y honorable, es la cara brillante de la moneda, y la pobreza, superstición e incultura, la otra.


Steinnodan | Al norte se encuentra Steinnodan, reino de grandes estrategas e ingenieros, de carácter pragmático y fuerte, y de organizaciones poderosas, de férrea estructura y poder basado en las normas. Audaces marineros y comerciantes, y fieros luchadores contra las criaturas del mal. Un reino feudal con toques renacentistas, siempre en expansión.


Kievodan | En el extremo oriental se encuentra Kievodan, el más grande de todos los reinos, aunque sólo en extensión. Una tierra dura y fría marcada por unos fuertes valores familiares y tradicionalistas. Las gentes de Kievodan son duras como su clima, y pese a tener una educación general por encima del resto de reinos, el folklore y las leyendas forman parte de su día a día.




Virtudes Primordiales: 

Prudencia 

Justicia

Fortaleza

Templanza 


La Iglesia | Tras la muerte de Iohana los tres grandes reinos quedaron divididos y se disputaron el control de Katriya, pues el príncipe heredero de Quartus, Bostjan, hijo de Iohana y Rioghain Quartus, rechazó su título y se dedicó a vagar por el mundo ganándose el sobrenombre de El Profeta.

La muerte de Iohanna provocó un cisma en la Iglesia de Katriya, que quedó prácticamente destruida y apartada del poder. Apóstatas y Ortodoxos fueron las dos grandes facciones que lograron con el paso de los años recuperar poco a poco su influencia en los tres reinos.

Las enigmáticas apariciones de El Profeta decantaron la balanza a favor de los Ortodoxos. Siglos después del cisma, la Iglesia Katriya se alzó más fuerte que nunca, constituyéndose como un poder más en disputa por el gobierno de Quartus.



Demonios | Pero si hay algo terrible y característico de Katriya Quartus es que los demonios viven entre las personas, y no pueden ser destruidos, pues aunque repudiados y combatidos, forman parte intrínseca de sus gentes.

Para privarlos de su poder en esta lucha eterna, se construyeron las matrioshkas, unos recipientes místicos que pueden contenerlos durante un tiempo. A más poderosa la entidad encarcelada, más capas y rituales conforman la matrioshka.

Estos contenedores de maldad son custodiados por la Orden de los Cenobitas en los klastors, construcciones aisladas de la civilización en la parte más despoblada de la inmensa Kievodan, para evitar que, en caso de que un demonio escape, pueda huir de cuerpo en cuerpo.



Matrioshka


La partida | La historia de MATRIOSHKA nos traslada un hecho del pasado acontecido en el reino de Kievodan, varios siglos antes del Armisticio de los Parangones y la paz entre mundos, en mitad de la Edad Oscura, años después de que el último de los Homónimos desapareciese.

Es una historia de terror, de hermandad y superación, que da comienzo cuando una de estas cárceles de demonios lanza una repentina llamada de auxilio. De inmediato se inicia un mecanismo de contención conocido como el Protocolo de Koschei y se envía un equipo de emergencia, con orden de viajar sin demora hasta allí para controlar la situación.

Los jugadores encarnarán a las personas destinadas a investigar qué ha ocurrido y que deberán decidir cómo afrontar lo que puedan encontrar tras los muros del klastor.



Contexto | Para poder disfrutar de todas las posibilidades y jugabilidad de MATRIOSHKA, los jugadores deben estar familiarizados con el lore de SEPTIMUS. Pondremos a su disposición diversos documentos de trasfondo para que puedan comprender e interpretar a los personajes de la partida. Todos los documentos han sido redactados para ser una lectura tan agradable como ilustrativa que puedas disfrutar como un aliciente más del evento. 

Entender el contexto es muy importante para sacarle el máximo provecho a la experiencia que os proponemos. De no ser así, puede ser complicado comprender las dinámicas de juego y la importancia de algunos sucesos.



El trasfondo de MATRIOSHKA es un mundo donde no hay discriminación por género, identidad o preferencia sexual. En algunos aspectos es un mundo terrible, en otros, más avanzado que el nuestro.